Ayuda

La Biblia Textual

Al director del coro. Salmo de David. Cántico.

1 ¡Levántese ’Elohim y sean esparcidos sus enemigos! ¡Huyan de su presencia quienes lo aborrecen!
2 ¡Disípense como se disipa el humo! Como la cera se derrite ante el fuego, Así perezcan los malvados ante la presencia de Dios.
3 Pero regocíjense los justos, Y sean exaltados ante ’Elohim, ¡Sí, salten de alegría!
4 Cantad a ’Elohim, Cantad salmos a su Nombre. Preparad camino al que cabalga las nubes. ¡YH es su nombre! ¡Regocijaos en su presencia!
5 Padre de huérfanos y protector de viudas, Es ’Elohim en la morada de su Santuario.
6 El Dios que hace habitar en familia a los desamparados, Que saca los cautivos a prosperidad, Y los rebeldes quedan solos en la tierra seca.
7 Oh ’Elohim, cuando salías al frente de tu pueblo, Cuando avanzabas por el desierto, Selah
8 La tierra tembló y los cielos diluviaron ante el Dios del Sinay, Ante la presencia de ’Elohim, el Dios de Israel.
9 Una lluvia generosa derramaste, oh ’Elohim; Tú reanimaste tu heredad exhausta,
10 Los que son de tu grey han morado en ella, La que en tu bondad, oh ’Elohim, has provisto al pobre.
11 Adonay da la orden: ¡Las que dan buenas noticias son multitud!
12 Reyes y ejércitos huyen precipitadamente, Y la que se queda en casa reparte despojos.
13 Mientras dormís entre los apriscos, Las alas de la paloma se cubren de plata, Y el oro refulge en sus plumas.
14 Cuando ’El-Shadday desbarataba a los reyes, Una nieve blanca caía en el Valle de la Oscuridad.
15 Monte de Dios es el monte de Basán; Monte alto el de Basán.
16 ¿Por qué, oh montes altos, miráis con envidia, Al monte que ’Elohim escogió para su morada? Ciertamente YHVH habitará en él para siempre.
17 Los carros de Dios son miríadas, y millares de millares, Desde el Sinay Adonay avanza entre ellos al Santuario.
18 Subiste a lo alto, cautivaste la cautividad, Tomaste dones y los diste a los hombres, incluso a los rebeldes, Para habitar entre ellos, ¡oh YH ’Elohim!
19 ¡Bendito sea Adonay! ¡Día tras día lleva nuestra carga el Dios de nuestra salvación! Selah
20 ’Elohim es para nosotros el Dios Salvador, De YHVH Adonay es el librar de la muerte.
21 Ciertamente ’Elohim herirá la cabeza de sus enemigos, La testa cabelluda del que ufano se pasea entre sus pecados.
22 Adonay ha dicho: De Basán los haré volver, Los haré volver de las honduras del mar,
23 Para que tu pie los aplaste en sangre, Y la lengua de tus perros tenga la porción de tus enemigos.
24 ¡Aparece tu cortejo, oh ’Elohim! El cortejo de mi Dios y Rey hacia el Santuario.
25 Los cantores van delante, y los músicos detrás, En medio de doncellas que tocan panderetas.
26 ¡Bendecid a ’Elohim en las congregaciones, A YHVH, los que sois de la estirpe de Israel!
27 Allí acaudilla Benjamín, el más pequeño, A los príncipes de Judá con su multitud; A los príncipes de Zabulón, A los príncipes de Neftalí.
28 Tu Dios ha ordenado tu fuerza. ¡Oh ’Elohim, confirma lo que has hecho por nosotros!
29 A causa de tu templo en Jerusalem, los reyes te traerán tributo.
30 Reprende las bestias de las cañadas, La manada de toros, con los becerros de los pueblos, Que pisotean las piezas de plata. ¡Esparce a las naciones que se complacen en la guerra!
31 Príncipes vendrán de Egipto, Etiopía se apresurará a extender sus manos a ’Elohim.
32 ¡Oh reinos de la tierra, cantad a ’Elohim, Cantad salmos a Adonay! Selah
33 Al que cabalga sobre los cielos de los cielos, Que son desde la antigüedad, ¡Mirad! Él emite su voz, su poderosa voz.
34 ¡Reconoced el poder de Dios! ¡Sea sobre Israel su magnificencia, Y su poder en los cielos!
35 ¡Oh ’Elohim, Tú eres formidable desde tus Santuarios! El Dios de Israel es quien da vigor y poder a su pueblo. ¡Bendito sea ’Elohim!
© 2018 ERF Medien