Ayuda

La Biblia Textual

Desolación de la tierra

1 Revelación de YHVH que tuvo Joel ben Petuel:
2 ¡Oíd esto, oh ancianos! ¡Dad oído, moradores todos del país! ¿Aconteció esto en vuestros días, o en los días de vuestros padres?
3 De esto contaréis a vuestros hijos, y vuestros hijos a sus hijos, Y sus hijos a la otra generación:
4 Lo que dejó la langosta lo comió el saltón, Lo que dejó el saltón lo comió el saltamontes, Y lo que dejó el saltamontes lo comió el cigarrón.
5 ¡Despertad, borrachos, y llorad! ¡Gemid, bebedores todos, Porque el licor os es quitado de la boca!
6 Porque un pueblo fuerte e innumerable invade mi tierra, Tiene colmillos de león y quijadas de leona.
7 Ha convertido mi vid en desolación, ha desgajado mi higuera, La ha descortezado y derribado, y ha dejado blancos sus sarmientos.
8 ¡Laméntate cual doncella ceñida de saco Por el marido de su juventud!
9 En la Casa de YHVH se ha quitado la ofrenda y la libación, Los sacerdotes hacen duelo, Los ministros de YHVH.
10 El campo está asolado, La tierra está de luto, Porque el trigo ha sido devastado; El mosto se secó, y el aceite se ha agotado.
11 ¡Avergonzaos labradores; Gemid viñadores, Por el trigo y la cebada, Porque la mies del campo se ha perdido!
12 La vid está seca, la higuera marchita, Lo mismo el granado, la palmera y el manzano; Todos los árboles del campo están secos, Y hasta el gozo de los hombres se ha agotado.
13 ¡Vestíos de luto, sacerdotes! ¡Gemid, ministros del altar! ¡Pernoctad en saco, ministros de mi Dios! Porque la ofrenda y la libación Se ha quitado de la Casa de vuestro Dios.
14 ¡Proclamad un ayuno santo! ¡Convocad a solemne asamblea! ¡Reunid a los ancianos, y a todos los moradores de esta tierra, En la Casa de YHVH vuestro Dios, y clamad a YHVH!
15 ¡Ay de ese día! Porque cercano está el día de YHVH, Llegará como azote aparejado por ’El-Shadday.
16 ¿No es arrebatado el alimento ante nuestra vista?, ¿No han sido quitados la alegría y el júbilo de la Casa de nuestro Dios?
17 Se pudrió lo que se esparce, Los alfolíes están devastados, Los graneros, destruidos, Porque el grano se ha secado.
18 ¡Cómo muge el ganado! Está inquieta la vacada, no tiene pastos, y las ovejas lo pagan.
19 A ti clamo, oh YHVH, Porque el fuego devoró los pastizales, Y la llama ha abrasado todos los árboles del campo.
20 También las bestias del campo braman a ti, Porque los cauces de agua se han secado, Y el fuego devoró los pastizales del campo.
© 2017 ERF Medien