Ayuda

La Biblia Textual

Llega el día

1 Vino a mí palabra de YHVH diciendo:
2 Tú, hijo de hombre, di: Así dice Adonay YHVH a la tierra de Israel: ¡El fin llega! ¡El fin llega a los cuatro extremos de la tierra!
3 Ahora el fin viene sobre ti: Lanzaré mi ira contra ti, te juzgaré según tus caminos, y traeré sobre ti todas tus abominaciones.
4 Mi ojo no te perdonará ni tendré misericordia: traeré tus caminos sobre ti, y te quedarás con tus abominaciones, y sabréis que Yo soy YHVH.
5 Así dice Adonay YHVH: Se avecina desgracia tras desgracia:
6 ¡El fin llega, llega el fin! Se despierta contra ti: ¡He aquí, llega!
7 Te llega el turno, oh habitante del país; llega el tiempo, cercano está el día: Día de tumulto y no de grito de alegría sobre los montes.
8 Muy en breve derramaré mi indignación sobre ti, desahogaré mi ira en ti, te juzgaré según tus caminos, y pagarás tus abominaciones.
9 Mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia: te recompensaré según tus caminos, y te quedarás con tus abominaciones, y sabréis que Yo, YHVH, soy el que castiga.
10 ¡Ahí está el día; te está llegando! ¡Ha salido tu turno! Florece la injusticia, madura la soberbia;
11 la violencia triunfa hasta convertirse en cetro del malvado. Pero no quedará nada de ellos, ni de su multitud, ni de su hacienda, ni habrá quien se lamente por ellos.
12 ¡Llega el día, el día se avecina! El que compra no se alegre, y el que venda no esté triste, porque la ira gravita sobre toda la multitud.
13 El vendedor no recobrará lo vendido ni el comprador retendrá lo comprado, porque la ira gravita sobre toda la multitud, y no se revocará, y a causa de su propia iniquidad, nadie podrá preservar su vida.
14 Tocarán la trompeta, todo estará presto, pero no habrá quien vaya al combate, porque la ira gravita sobre toda la multitud.
15 ¡Por fuera la espada, por dentro la peste y el hambre! El que está en el descampado morirá a espada, y al que está en la ciudad lo devorará la hambruna y la pestilencia.
16 Los que escapen huyendo a las montañas, estarán como las palomas de los valles: todos zureando, cada uno por su iniquidad.
17 Todos los brazos desfallecerán, todas las rodillas flaquearán.
18 Se ceñirán de sayal, se cubrirán de espanto. Todo rostro estará consternado y toda cabeza rapada.
19 Tirarán la plata por las calles, tendrán el oro por basura. Ni su oro ni su plata podrán salvarlos en el día de la ira de YHVH, porque eso ha sido su tropiezo y su pecado. No les quitarán el hambre ni les llenarán el vientre.
20 Ensoberbecidos por la belleza de sus joyas, fabricaron con ellas las imágenes de sus ídolos abominables, pero Yo los convertiré en inmundicia,
21 y lo entregaré como botín en mano de extranjeros, como presa para los impíos de la tierra, los cuales lo profanarán.
22 Y apartaré de ellos mi rostro, y será violado mi Lugar Secreto; entrarán los invasores y lo profanarán.
23 Prepara grilletes: el país está lleno de crímenes sangrientos y la ciudad repleta de violencia.
24 Por tanto, Yo traeré a los pueblos más feroces, para que se adueñen de sus casas, pondré fin al orgullo de los poderosos, y serán profanados sus santuarios.
25 Cuando llegue el pánico, buscarán la paz, pero no la habrá.
26 Vendrá calamidad sobre calamidad, y alarma tras alarma; pedirán visiones al profeta, pero la Ley estará lejos del sacerdote, y el consejo de los ancianos.
27 El rey se vestirá de desolación y los príncipes de espanto, y temblarán las manos del pueblo de la tierra. Los trataré conforme a sus caminos, los juzgaré conforme a su justicia, y sabrán que Yo soy YHVH.
© 2017 ERF Medien