Ayuda

La Biblia Textual

Del shabbat y otras ordenanzas

1 Así dice Adonay YHVH: La puerta del atrio interior que mira al oriente estará cerrada los seis días de trabajo, pero será abierta en el día del shabbat y también el día de la luna nueva.
2 Y el príncipe entrará por el camino del portal de la puerta exterior, y estará en pie junto al umbral de la puerta mientras los sacerdotes ofrezcan su holocausto y sus ofrendas de paz, y se postrará junto a la entrada de la puerta. Después saldrá, pero la puerta no se cerrará hasta el atardecer.
3 Asimismo, el pueblo de la tierra se postrará a la entrada de la puerta delante de YHVH en los shabbatot y en las lunas nuevas.
4 El holocausto que el príncipe ofrecerá a YHVH en el shabbat será de seis corderos sin defecto, y un carnero sin tacha.
5 La ofrenda vegetal será de un efa de flor de harina para el carnero, y con cada cordero una ofrenda conforme a sus posibilidades, y un hin de aceite con el efa.
6 Pero el día del novilunio será un becerro sin tacha de la vacada, seis corderos, y un carnero. Deberán ser sin defecto.
7 Proveerá como ofrenda vegetal un efa de flor de harina por becerro, y un efa por carnero, pero para los corderos, ofrendará conforme a sus posibilidades, y un hin de aceite por efa.
8 Y cuando el príncipe entre, entrará por el camino del portal de la puerta, y por el mismo camino saldrá.
9 Pero cuando el pueblo de la tierra entre ante la presencia de YHVH en las solemnidades, el que entre por la puerta del norte saldrá por la puerta del sur, y el que entre por la puerta del sur saldrá por la puerta del norte. No volverá por la puerta por donde entró, sino que saldrá por la de enfrente de ella.
10 Y, cuando ellos entren, el príncipe entrará en medio de ellos, y cuando ellos salgan, él saldrá.
11 Y en las solemnidades y en las asambleas prescritas la ofrenda será de un efa por becerro, y un efa por carnero, y por los corderos como pueda dar, y un hin de aceite por efa.
12 Y cuando el príncipe haga libremente holocausto u ofrendas de paz a YHVH, le abrirá la puerta que mira al oriente, y hará su holocausto y sus ofrendas de paz, como hace en el shabbat. Luego saldrá, y se cerrará la puerta después que haya salido.
13 Y ofrecerás en sacrificio a YHVH cada día en holocausto un cordero añal sin defecto. Cada mañana lo sacrificarás.
14 Y con él, cada mañana como ofrenda vegetal, ofrecerás la sexta parte de un efa de flor de harina, y la tercera parte de un hin de aceite para mezclar con la flor de harina. Es ofrenda vegetal para YHVH continuamente, por estatuto perpetuo.
15 Así presentarán el cordero y la ofrenda vegetal y el aceite cada mañana en holocausto continuo.
16 Así dice Adonay YHVH: Si el príncipe diera parte de su heredad a cualquiera de sus hijos, es su herencia; a sus hijos pertenecerá, pues es su posesión por herencia.
17 Pero si de su heredad da parte a alguno de sus siervos, será de éste hasta el año del jubileo, y luego retornará al príncipe, porque la herencia pertenece a los hijos.
18 El príncipe no podrá tomar nada de la herencia del pueblo, para no defraudarlos de su posesión. De sus propias posesiones dará herencia a sus hijos, a fin de que ninguno de mi pueblo sea privado de su posesión.
19 Me condujo después por la entrada que estaba hacia la puerta, a los aposentos santos de los sacerdotes, que miraban al norte, y he aquí un recinto detrás de ellos hacia el occidente.
20 Y me dijo: Éste es el recinto donde los sacerdotes cocerán la ofrenda por el pecado y la ofrenda por la expiación, y donde tostarán la ofrenda vegetal, para que no la saquen al atrio exterior, y santifiquen así al pueblo.
21 Luego me condujo al atrio exterior, y me hizo pasar por las cuatro esquinas del atrio, y he aquí en cada esquina había un atrio pequeño.
22 Y en las cuatro esquinas del atrio había pequeños atrios, de cuarenta codos de largo por treinta de ancho. Los cuatro eran de la misma medida.
23 Y había una pared alrededor de ellos (alrededor de los cuatro), con fogones por debajo de las paredes en derredor.
24 Entonces me dijo: Éstos son los fogones donde los servidores de la Casa cocerán los sacrificios del pueblo.
© 2018 ERF Medien