Ayuda

La Biblia Textual

Los pastores de Israel

1 Vino a mí palabra de YHVH, diciendo:
2 Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel. Profetiza, y di a esos pastores: Así dice Adonay YHVH: ¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben acaso los pastores apacentar ovejas?
3 Coméis la grosura y os vestís de la lana, degolláis lo cebado, pero no apacentáis el rebaño.
4 No fortalecisteis las débiles, ni curasteis la enferma, ni vendasteis la perniquebrada, ni volvisteis al redil la descarriada, ni buscasteis la perdida, sino que os enseñoreasteis de ellas con dureza y rigor.
5 Y ellas andan errantes por falta de pastor, son presa de todas las fieras del campo y se han dispersado.
6 Mis ovejas andan errantes por todos los montes, y sobre todo collado alto. Mis ovejas fueron esparcidas por toda la faz de la tierra, y no hubo quien las buscara ni quien preguntara por ellas.
7 Oíd por tanto, oh pastores, palabra de YHVH:
8 ¡Vivo Yo! dice Adonay YHVH, que por cuanto mi rebaño se ha convertido en objeto de presa, y mis ovejas han venido a ser pasto de todas las fieras del campo por falta de pastor, pues mis pastores no han cuidado de mi rebaño, sino que los pastores se apacientan a sí mismos, y no apacientan mis ovejas,
9 oíd, oh pastores, la palabra de YHVH.
10 Así dice Adonay YHVH: He aquí Yo estoy contra los pastores, y demandaré mis ovejas de su mano, y haré que dejen de apacentarlas, y los pastores no se apacentarán más a sí mismos, pues Yo libraré mis ovejas de sus bocas para que no les sean más por comida.
11 Porque así dice Adonay YHVH: He aquí Yo mismo buscaré a mis ovejas y las reconoceré.
12 Como el pastor reconoce su rebaño el día que está en medio de sus ovejas esparcidas, así reconoceré mis ovejas y las libraré de todos los lugares en que fueron esparcidas en día nublado y de oscuridad.
13 Las sacaré de entre los pueblos, las reuniré de las naciones y las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las riberas, y en todos los lugares habitados del país.
14 Las apacentaré en buenos pastizales, y en los altos montes de Israel estará su aprisco. Allí dormirán en buen redil, y serán apacentadas en pastizales suculentos sobre los montes de Israel.
15 Yo apacentaré mi rebaño, y Yo lo haré sestear, dice Adonay YHVH.
16 Yo buscaré la perdida, y haré volver a la descarriada, vendaré la perniquebrada y fortaleceré la débil, pero apartaré la gorda y la fuerte: las apacentaré en justicia.
17 En cuanto a ti, rebaño mío, así dice Adonay YHVH: He aquí Yo juzgo entre oveja y oveja, entre carneros y machos cabríos.
18 ¿Es poca cosa para vosotros el haberos alimentado con buenos pastos, para que también pisoteéis el resto de vuestros pastos? ¿Y que habiendo bebido las aguas claras, enturbiéis con vuestras pezuñas el residuo?
19 ¿Y tienen mis ovejas que comer lo pisado, y beber lo enturbiado con vuestras pezuñas?
20 Por tanto, así dice Adonay YHVH: He aquí Yo mismo juzgaré entre la oveja gorda y la oveja flaca.
21 Porque con el flanco y la espalda empujáis, y con vuestros cuernos acometéis a todas las débiles, hasta que las dispersáis fuera.
22 Por tanto Yo salvaré a mis ovejas, y no serán más una presa, y juzgaré entre oveja y oveja.
23 Y levantaré sobre ellas un pastor, y él las apacentará: a mi siervo David, él las apacentará y será su pastor.
24 Y Yo, YHVH, les seré por Dios, y mi siervo David por príncipe entre ellas. Yo, YHVH, he hablado.
25 Estableceré con ellas un pacto de paz, y haré que no haya más bestias malas en la tierra, y habitarán seguras en el desierto, y dormirán en los bosques.
26 Y haré que ellas y los alrededores de mi collado sean una bendición, y haré descender la lluvia en su tiempo, y serán lluvias de bendición.
27 El árbol del campo dará su fruto, y la tierra dará su fruto, y estarán seguras en su tierra, y sabrán que Yo soy YHVH, cuando rompa las coyundas de su yugo, y las haya librado de mano de aquellos que se servían de ellas.
28 No volverán a ser despojo de las naciones, ni las fieras de la tierra las devorarán, sino que habitarán con seguridad, y no habrá quien las espante.
29 Y Yo levantaré para ellas un plantío de renombre, y no serán ya más consumidas de hambre en la tierra, ni llevarán más la afrenta de las naciones.
30 Y sabrán que Yo, YHVH su Dios, estoy con ellos, y que ellos, la casa de Israel, son mi pueblo, dice Adonay YHVH.
31 Y vosotras ovejas mías, ovejas de mi rebaño, hombres sois, y Yo soy vuestro Dios, dice Adonay YHVH.
© 2017 ERF Medien