Ayuda

La Biblia Textual

Los ancianos de Israel

1 Se me presentaron algunos de los ancianos de Israel, y se sentaron frente a mí.
2 Y vino a mí palabra de YHVH, diciendo:
3 Hijo de hombre, estos hombres han erigido sus ídolos en su corazón, y ponen el tropiezo de su iniquidad delante de sí mismos. ¿Permitiré en manera alguna ser consultado por ellos?
4 Háblales, por tanto, y diles: Así dice Adonay YHVH: Cualquier hombre de la casa de Israel que haya erigido ídolos en su corazón, y puesto el tropiezo de su iniquidad delante de sí mismo, y venga al profeta, Yo, YHVH, le responderé conforme a la multitud de sus ídolos,
5 a fin de prender a la casa de Israel en su mismo corazón, ya que todos ellos se han separado de mí a causa de sus ídolos.
6 Por tanto, di a la casa de Israel: Así dice Adonay YHVH: ¡Volveos, y convertíos de vuestros ídolos, y apartad el rostro de todas vuestras abominaciones!
7 Porque cualquiera de la casa de Israel, y de los extranjeros que habitan en Israel, que se haya apartado de andar en pos de mí, y haya erigido ídolos en su corazón, y puesto delante de su rostro el tropiezo de su iniquidad, y venga al profeta a preguntar por mí, Yo, YHVH, le responderé por mí mismo.
8 Y pondré mi rostro contra tal hombre, y haré de él señal y proverbio para que sirva de escarmiento, y lo cortaré de en medio de mi pueblo, y sabréis que Yo soy YHVH.
9 Y si el profeta se deja seducir y habla cualquier cosa, será porque Yo, YHVH, hice engañar al tal profeta; y extenderé mi mano contra él, y lo destruiré de en medio de mi pueblo Israel.
10 Y sobrellevarán su iniquidad. La iniquidad del profeta será como la iniquidad del que consulta,
11 para que la casa de Israel no se aparte más de mí, ni se contaminen más con sus transgresiones, y me sean por pueblo, y Yo les sea por Dios, dice Adonay YHVH.

Jerusalem no será librada

12 Vino a mí palabra de YHVH, diciendo:
13 Hijo de hombre, cuando una tierra peque contra mí rebelándose pérfidamente, y Yo extienda mi mano sobre ella, y le quebrante el sustento del pan, y envíe en ella hambre, y corte de ella a hombres y bestias,
14 si en ella hubiera estos tres varones: Noé, Dan’el y Job, ellos, por su justicia, librarían únicamente sus propias almas, dice Adonay YHVH.
15 Y si suelto bestias feroces por la tierra, y la asolan, y llega a quedar desolada de modo que no haya quien pueda pasar a causa de las fieras,
16 y estos tres varones estuvieran en medio de ella, ¡vivo Yo! dice Adonay YHVH, no podrían librar ni a sus hijos ni a sus hijas; sólo ellos serían librados, pero la tierra quedaría desolada.
17 O si Yo traigo la espada sobre aquella tierra, y digo: ¡Espada, pasa por la tierra!, y de ella hago cortar a hombres y bestias,
18 y estos tres varones estuvieran en medio de ella, ¡vivo Yo! dice Adonay YHVH, no podrían librar ni a sus hijos ni a sus hijas; sólo ellos serían librados.
19 O si envío peste sobre esa tierra, y derramo mi ira sobre ella en sangre, para cortar de ella hombres y bestias,
20 y estuvieran en medio de ella Noé, Dan’el y Job ¡vivo Yo! dice Adonay YHVH, no podrían librar ni a su hijo ni a su hija; sólo ellos, por su justicia, podrían librar sus propias almas.
21 Por lo cual así dice Adonay YHVH: ¿Cuánto más cuando Yo envíe contra Jerusalem mis cuatro juicios terribles: la espada, el hambre, las bestias feroces y la peste, para cortar de ella a hombres y bestias?
22 Pero será dejado un remanente de hijos e hijas que salgan y vengan a vosotros; y entonces, al ver su conducta y sus malas obras, entenderéis aliviados la calamidad que mandé sobre Jerusalem, de todo lo que mandé sobre ella.
23 Sí que os aliviarán. Cuando veáis su conducta y sus malas obras, entenderéis que no sin razón hice lo que hice en ella, dice Adonay YHVH.
© 2018 ERF Medien