Ayuda

La Biblia Textual

La Pascua Muerte de los primogénitos

1 Habló YHVH a Moisés y a Aarón en la tierra de Egipto, diciendo:
2 Este mes es para vosotros principio de meses. Sea éste para vosotros el primero de los meses del año.
3 Hablad a toda la congregación de Israel, diciendo: El día diez de este mes tome cada uno un cordero, según sus familias paternas, un cordero por hogar.
4 Y si la familia es pequeña para un cordero, entonces él y su vecino más cercano a su casa tomen uno según el número de las personas. Dividiréis el cordero según lo que coma cada uno.
5 Vuestro cordero será sin defecto, macho de un año. Lo tomaréis de las ovejas o de las cabras,
6 y lo tendréis encerrado hasta el día catorce de este mes, y toda la asamblea de la congregación de Israel lo inmolará al atardecer.
7 Luego tomarán de la sangre y la pondrán sobre las dos jambas y el dintel de las casas en que lo coman.
8 Y aquella noche comerán la carne asada al fuego con panes sin levadura; con hierbas amargas lo comerán.
9 No comáis de él nada crudo ni hervido en agua, sino asado al fuego, tanto su cabeza como sus patas y sus entrañas.
10 No dejaréis nada de él para la mañana siguiente, y lo que sobre de él en la mañana siguiente, lo quemaréis en el fuego.
11 Y así habréis de comerlo: ceñidos vuestros lomos, vuestras sandalias en vuestros pies, y vuestro cayado en vuestra mano, y lo comeréis apresuradamente: él es la Pascua de YHVH.
12 Y durante esa noche Yo pasaré por la tierra de Egipto y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el hombre hasta la bestia, y ejecutaré juicios contra todos los dioses de Egipto. Yo, YHVH.
13 La sangre os será por señal en las casas donde estéis, pues veré la sangre y os pasaré por alto, y no habrá en vosotros plaga para destruir cuando Yo azote la tierra de Egipto.
14 Ése os será día memorable, y lo celebraréis como una fiesta solemne a YHVH por vuestras generaciones. Por estatuto perpetuo lo celebraréis.
15 Siete días comeréis panes sin levadura. Desde el primer día haréis desaparecer la levadura de vuestras casas, porque cualquiera que coma pan leudado, desde el primer día hasta el séptimo, esa persona será cortada de Israel.
16 Y el primer día habrá santa convocación, también en el séptimo día tendréis santa convocación. Ninguna obra se hará en ellos, excepto lo que cada uno haya de comer. Sólo eso podréis hacer.
17 Guardaréis, pues, la fiesta de los ázimos, porque en ese mismo día habré sacado vuestros escuadrones de la tierra de Egipto. Guardaréis ese día por estatuto perpetuo en vuestras generaciones.
18 En el primero, en el día catorce del mes, por la tarde, comeréis cenceñas hasta el veintiuno del mes por la tarde.
19 Durante siete días no se hallará levadura en vuestras casas, porque todo el que coma cualquier cosa leudada, tanto extranjero como natural del país, esa persona será cortada de la congregación de Israel.
20 No comeréis nada leudado. En todas vuestras viviendas comeréis panes sin levadura.
21 Luego Moisés convocó a todos los ancianos de Israel, y les dijo: Escoged y tomad para vosotros un cordero según vuestras familias, y degollad la Pascua.
22 Tomaréis un manojo de hisopo y lo empaparéis en la sangre que habrá en el lebrillo, y untaréis el dintel y las dos jambas con la sangre que está en el lebrillo. En cuanto a vosotros, no saldréis de la puerta de vuestra casa hasta la mañana.
23 Así cuando pase YHVH para herir a los egipcios, verá la sangre en el dintel y sobre ambas jambas y pasará YHVH de aquella puerta, y no dejará que el destructor entre para plagar vuestras casas.
24 Guardaréis esta palabra como estatuto para ti y para tus hijos por siempre.
25 Y cuando entréis en la tierra que YHVH os dará, como ha hablado, observaréis este servicio.
26 Y cuando os pregunten vuestros hijos: ¿Qué significa este servicio para vosotros?
27 Vosotros responderéis: Sacrificio de Pascua es para YHVH, el cual pasó por alto las casas de los hijos de Israel en Egipto cuando mandó una plaga sobre los egipcios, y libró nuestras casas. Entonces el pueblo, inclinándose, se prosternó.
28 Fueron pues los hijos de Israel e hicieron tal como YHVH había ordenado a Moisés y a Aarón. Así lo hicieron.
29 Y aconteció que a medianoche YHVH hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba en su trono, hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito del ganado.
30 Y por la noche se levantó Faraón con todos sus siervos y todos los egipcios, y hubo en Egipto un gran clamor, pues no hubo casa donde no hubiera un muerto.
31 E hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y dijo: ¡Levantaos! Salid de en medio de mi pueblo, tanto vosotros como los hijos de Israel. Marchaos, servid a YHVH según vuestra palabra.
32 Tomad vuestras ovejas y vuestras vacadas, como habéis hablado, y marchaos, y bendecidme también a mí.
33 Y Egipto presionaba al pueblo para expulsarlo rápidamente del país, pues decían: ¡Todos nosotros moriremos!
34 Entonces el pueblo cargó su masa sobre sus hombros antes que leudara, envolviendo sus artesas en sus mantas.
35 Y los hijos de Israel hicieron conforme la palabra de Moisés, y pidieron a los egipcios utensilios de plata, utensilios de oro y vestidos.
36 Y YHVH dio gracia al pueblo ante los egipcios, los cuales les dieron lo que pidieron. Así despojaron a los egipcios.

El Éxodo

37 Partieron, pues, los hijos de Israel de Rameses para Sucot, unos seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los pequeños.
38 También subió con ellos una gran multitud, así como ovejas y vacadas, un ganado muy abundante.
39 Y de la masa que habían sacado de Egipto, cocieron tortas sin levadura, pues no había leudado, por cuanto habían sido echados de Egipto y no pudieron demorarse ni tampoco habían preparado provisión para sí mismos.
40 La estancia de los hijos de Israel, que habitaron en Egipto, fue de cuatrocientos treinta años.
41 Y transcurridos cuatrocientos treinta años, en aquel mismo día todos los escuadrones de YHVH salieron de la tierra de Egipto.
42 Noche de vigilias es para YHVH, por haberlos sacado de la tierra de Egipto. Ésta es noche de YHVH para ser guardada por todos los hijos de Israel por sus generaciones.
43 Después dijo YHVH a Moisés y a Aarón: Este es el estatuto de la Pascua: Ningún hijo de extraño comerá de ella,
44 sin embargo, todo esclavo comprado con dinero, lo circuncidarás, y podrá comer de ella.
45 Ni el extranjero ni el asalariado podrá comer de ella.
46 Se comerá en la misma casa. No sacarás nada de la carne fuera de casa, ni quebraréis hueso suyo.
47 Toda la congregación de Israel así lo hará.
48 Y si algún extranjero reside contigo y celebra la Pascua a YHVH, circuncídale todo varón, y entonces se acercará para celebrarla, puesto que será como el nativo de la tierra, pero ninguna persona incircuncisa podrá comer de ella.
49 La misma ley será para el nativo y para el forastero que reside entre vosotros.
50 Así hicieron todos los hijos de Israel: como YHVH había ordenado a Moisés y a Aarón, así hicieron.
51 Y aquel mismo día YHVH sacó a los hijos de Israel por sus escuadrones de la tierra de Egipto.
© 2017 ERF Medien