Ayuda

La Biblia Textual

Últimas disposiciones de Moisés

1 Fue pues Moisés y habló estas palabras a todo Israel,
2 y les dijo: Hoy tengo ciento veinte años, ya no puedo salir ni entrar más, y YHVH me ha dicho: Tú no pasarás este Jordán.
3 YHVH tu Dios pasará delante de ti. Él destruirá estas naciones ante tu vista, y tú las desposeerás. Josué también pasará al frente de ti, como ha dicho YHVH,
4 y hará YHVH con ellas como trató a Sehón y Og, reyes amorreos, y a su tierra, a los cuales exterminó.
5 Así los entregará YHVH delante de vosotros, para que hagáis con ellos conforme a todo este mandato que os he impuesto.
6 Esforzaos y cobrad ánimo, no temáis ni os aterréis delante de ellos, porque YHVH tu Dios es el que va contigo. No te dejará ni te desamparará.
7 Enseguida Moisés llamó a Josué, y le dijo en presencia de todo Israel: Esfuérzate y ten buen ánimo, porque tú entrarás con este pueblo a la tierra que YHVH juró a sus padres que les daría, y tú se la darás en posesión.
8 YHVH es el que va delante de ti. Él estará contigo, no te dejará ni te desamparará. No temas ni desmayes.
9 Y Moisés escribió esta Ley y la dio a los sacerdotes, hijos de Leví, que llevaban el Arca del Pacto de YHVH, y a todos los ancianos de Israel.
10 Y Moisés les mandó, diciendo: Al fin de cada siete años, en el tiempo señalado del año de remisión, en la fiesta solemne de los Tabernáculos,
11 cuando todo Israel vaya a presentarse ante YHVH tu Dios en el lugar que Él haya escogido, leerás esta Ley delante de todo Israel a oídos de ellos.
12 Congregarás al pueblo, hombres, mujeres y niños, y a tu extranjero que está en tus ciudades, para que escuchen y aprendan, y teman a YHVH vuestro Dios, y guarden las palabras de esta Ley para cumplirlas.
13 Y para que los hijos de ellos que no la conocen, escuchen y aprendan a temer a YHVH vuestro Dios, todos los días que viváis sobre la tierra adonde vais, pasando el Jordán, para tomar posesión de ella.
14 Dijo entonces YHVH a Moisés: He aquí se acercan los días en que has de morir. Llama a Josué y presentaos en la Tienda de Reunión, y lo ordenaré. Fueron pues Moisés y Josué y se presentaron en la Tienda de Reunión.
15 Y apareció YHVH en la columna de nube, sobre la Tienda, y la columna de nube se posó sobre la puerta de la Tienda.
16 Y dijo YHVH a Moisés: He aquí, tú vas a dormir con tus padres, y este pueblo se levantará y se prostituirá en pos de dioses extraños, los de la tierra en medio de la cual él está por entrar, y me abandonará, y quebrantará el pacto que hice con él.
17 Por lo cual mi ira arderá contra él en aquel día, y los abandonaré y esconderé de ellos mi rostro, de manera que serán consumidos. Y le sobrevendrán muchos males y angustias, y dirá en aquel día: ¿No será porque mi Dios no está en medio de mí, que me han alcanzado estos males?
18 Pero ciertamente esconderé mi rostro en aquel día por todo el mal que habrá hecho, por haberse vuelto a dioses ajenos.
19 Ahora pues, escribid este cántico para vosotros, y tú, enséñalo a los hijos de Israel. Ponlo en su boca, para que este cántico me sea por testigo contra los hijos de Israel.
20 Porque cuando lo introduzca en la tierra que con juramento prometí a sus padres, la cual mana leche y miel, y él haya comido y se haya hartado y engordado, se volverá a otros dioses y los servirá, y me tratará con desprecio, y quebrantará mi pacto.
21 Sucederá pues que cuando le sobrevengan muchos males y angustias, este cántico, como quiera que no ha de ser olvidado de la boca de su posteridad, testificará contra él. Porque Yo conozco el pensamiento que él fragua hoy, aun antes de que lo introduzca en la tierra que prometí con juramento.
22 Y aquel mismo día Moisés escribió este cántico, y lo enseñó a los hijos de Israel.
23 Entonces ordenó a Josué ben Nun, y dijo: ¡Esfuérzate y sé valiente, porque tú introducirás a los hijos de Israel en la tierra que les juré, y Yo estaré contigo!
24 Y sucedió que al terminar Moisés de escribir las palabras de esta Ley sobre el libro, hasta finalizarlas,
25 Moisés mandó a los levitas que llevaban el Arca del Pacto de YHVH, diciendo:
26 Tomad este libro de la Ley y ponedlo al lado del Arca del Pacto de YHVH vuestro Dios, para que quede allí como testigo contra ti.
27 Porque yo conozco tus rebeliones y tu dura cerviz. He aquí, estando yo aún vivo con vosotros, habéis sido rebeldes a YHVH, ¿cuánto más después de mi muerte?
28 Congregadme a todos los ancianos de vuestras tribus y a vuestros oficiales, para que recite a sus oídos estas palabras, y haré que los cielos y la tierra testifiquen contra ellos.
29 Porque yo sé que después de mi muerte, os corromperéis totalmente y os apartaréis del camino que os he mandado, y así sobrevendrá el mal en los días venideros, porque habréis hecho lo malo ante los ojos de YHVH, provocándolo a ira con la obra de vuestras manos.
30 Entonces Moisés recitó a oídos de toda la congregación de Israel, de principio a fin, las palabras de este cántico:
© 2017 ERF Medien