Ayuda

La Biblia Textual

1 Cuando haya contienda entre hombres, se presentarán a juicio para que se les juzgue. Justificarán al justo y condenarán al malvado.
2 Si el malvado merece ser azotado, entonces el juez lo hará echar en tierra y lo hará azotar en su presencia, según el número de azotes que merezca su maldad.
3 Cuarenta azotes podrá darle, no más. No sea que si aumenta mucho los azotes por encima de esto, tu hermano se degrade ante tus ojos.
4 No pondrás bozal al buey que trilla.
5 Cuando unos hermanos vivan juntos, y uno de ellos muera sin tener hijos, la mujer del difunto no se casará fuera con un hombre extraño. Su cuñado se unirá a ella y la tomará por mujer cumpliendo con ella el deber de levirato.
6 Y será que el primogénito que ella dé a luz, sucederá en el nombre de su hermano, el difunto, para que no sea borrado de Israel su nombre.
7 Pero si el hombre no quiere tomar a su cuñada, ésta subirá a la puerta, adonde los ancianos, y dirá: Mi cuñado se niega a perpetuar el nombre de su hermano en Israel. No quiere cumplir conmigo el deber de levirato.
8 Entonces los ancianos de aquella ciudad lo llamarán y hablarán con él. Si él se levanta y dice: No deseo tomarla,
9 entonces su cuñada se acercará a él en presencia de los ancianos, le quitará el calzado del pie, y lo escupirá en el rostro, y contestará diciendo: ¡Así se ha de hacer al hombre que no quiere edificar la casa de su hermano!
10 Y se le dará este nombre en Israel: La casa del descalzado.
11 Si dos varones luchan entre sí, uno contra el otro, y la mujer del uno se acerca para librar a su marido de quien lo ataca, y metiendo ella su mano le agarra sus genitales,
12 le cortarás entonces su mano. Tu ojo no se compadecerá.
13 No tendrás en tu bolsa pesas diferentes, una grande y una pequeña.
14 No tendrás en tu casa medidas diferentes, una grande y una pequeña.
15 Tendrás pesa exacta y justa, tendrás medida exacta y justa, para que tus días se prolonguen en la tierra que YHVH tu Dios te da.
16 Porque todo el que hace estas cosas, todo el que comete injusticia, es abominable a YHVH tu Dios.
17 Recuerda lo que te hizo Amalec en el camino cuando salisteis de Egipto,
18 cómo te salió al camino y acuchilló a los rezagados entre los tuyos, a todos los débiles que se atrasaban, estando tú fatigado y cansado, y no tuvo ningún temor de Dios.
19 Por tanto, cuando YHVH tu Dios te haya dado descanso de todos tus enemigos alrededor, en la tierra que YHVH tu Dios te da por heredad para que la poseas, borrarás la memoria de Amalec debajo de los cielos. No lo olvides.
© 2018 ERF Medien