Ayuda

La Biblia Textual

Cronología

1 Yo, por mi parte, en el año primero de Darío el medo, me puse a su lado para apoyarlo y fortalecerlo.
2 Y ahora te anunciaré la verdad: He aquí que se levantarán todavía tres reyes en Persia, y el cuarto se hará de grandes riquezas más que todos ellos, y cuando se haya hecho fuerte por medio de sus riquezas, agitará a todos contra el reino de Grecia.
3 Se levantará luego un rey poderoso, que gobernará con gran dominio y hará su voluntad.
4 Pero apenas establecido, su reino será quebrantado y repartido a los cuatro vientos de los cielos, pero no a sus descendientes, ni con el poder con que él gobernó, porque su reino será arrancado, y pasará a otros fuera de aquéllos.
5 Y el rey del sur será fuerte, pero uno de sus príncipes se hará más fuerte que él y ejercerá un dominio mayor que el suyo.
6 Al cabo de algunos años pactarán una alianza, y la hija del rey del sur vendrá al rey del norte para hacer la paz, pero no retendrá la fuerza de su brazo ni su linaje subsistirá, ni podrá mantenerse en pie, sino que ella será entregada junto con los que la trajeron y el que la engendró y la sostuvo en aquellos tiempos.
7 Pero un renuevo de sus raíces se levantará en su lugar, el cual vendrá con un ejército y entrará en la fortaleza del rey del norte y hará en ellos a su arbitrio, y dominará.
8 Y también a los dioses de ellos, sus imágenes fundidas y sus objetos preciosos de plata y de oro, llevará cautivos a Egipto, y por años él se mantendrá contra el rey del norte.
9 Así pues entrará en su dominio el rey del sur, y volverá a su tierra.
10 Pero los hijos de aquél se airarán, y reunirán una multitud de grandes ejércitos, y vendrá a viva fuerza e invadirá, y pasará adelante. Luego volverá y llevará la guerra hasta su fortaleza.
11 Por lo cual se enfurecerá el rey del sur, y saldrá y peleará contra el rey del norte, y pondrá en campaña una gran multitud, y toda aquella multitud será entregada en su mano.
12 Y la multitud será llevada, con lo cual se elevará su corazón, y derribará a muchos millares, pero no prevalecerá.
13 Porque el rey del norte volverá a poner en campaña una multitud mayor que la primera, y al cabo de algunos años vendrá a viva fuerza con gran ejército y con muchas riquezas.
14 En aquellos tiempos muchos se levantarán contra el rey del sur; y hombres violentos de tu pueblo se levantarán para cumplir la visión, pero fracasarán.
15 Y vendrá el rey del norte, y levantará baluartes, y tomará la ciudad fortificada, y las fuerzas del sur no podrán sostenerse, ni sus tropas escogidas, porque no habrá fuerzas para resistir.
16 Y el que vendrá contra él hará su voluntad, y no habrá quien se le pueda enfrentar, y estará en la tierra gloriosa, la cual será consumida bajo su poder.
17 Luego dirigirá su mira para apoderarse de todo su reino, y hará convenios con él, y le dará su hija por mujer para destruirlo, pero ello no tendrá éxito, ni ella permanecerá de su parte.
18 Entonces volverá su rostro a las costas marítimas, y se apoderará de muchas, pero un príncipe hará cesar su afrenta, y aun hará volver su afrenta sobre él mismo.
19 Por lo cual dirigirá su mira hacia las fortalezas de su propia tierra, pero tropezará y caerá, y no será más hallado.
20 En su lugar se levantará otro que aplicará grandes tributos a la tierra más hermosa del reino, pero en pocos días será quebrantado, sin actos de furia, ni en batalla.
21 Y le sucederá en su lugar un plebeyo, sobre el cual no se habrá conferido la majestad del reino, pero vendrá en tiempo de seguridad, y se apoderará del reino por medio de intrigas.
22 Las fuerzas enemigas serán barridas como torrente delante de él, y serán del todo destruidas, junto con el príncipe de su pacto.
23 Porque después de confederarse con él, actuará engañosamente, y subirá y saldrá vencedor con poca gente.
24 Estando la provincia en paz y en abundancia, entrará y hará lo que no hicieron sus padres, ni los padres de sus padres: repartirá entre ellos despojos, botín, y riquezas, y contra las fortalezas tramará sus designios, pero esto por un tiempo.
25 Y empleará su poderío y su coraje contra el rey del sur con un gran ejército. También el rey del sur se empeñará en la guerra con grande y poderoso ejército, pero no prevalecerá, porque le harán traición.
26 Aun los que coman de sus manjares delicados lo quebrantarán, y su ejército será destruido y caerán muchos muertos a cuchillo.
27 El corazón de estos dos reyes será para hacerse daño, y en una misma mesa hablarán mentira, pero no prosperarán, porque todavía el fin es para un tiempo determinado.
28 Volverá pues a su tierra con grandes riquezas, y su corazón será contra el pacto santo, y hará su voluntad, y volverá a su tierra.
29 Al tiempo señalado volverá y se dirigirá contra el sur, pero la postrera venida no será como la primera.
30 Porque vendrán contra él las naves de Quitim, y él será intimidado, y volverá, y se indignará contra el pacto santo, y hará según su voluntad, y volverá y se entenderá con los que abandonen el santo pacto.
31 Y se levantarán de su parte tropas que profanarán el Santuario, la fortaleza, y quitarán el continuo sacrificio, y pondrán allí la abominación desoladora.
32 Y a aquellos impíos violadores del pacto los inducirá en la apostasía por medio de halagos, pero el pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará.
33 Y los sabios del pueblo harán que muchos comprendan, aunque por algunos días caerán a causa de la espada, de las llamas, del cautiverio y del saqueo.
34 Pero en su caída serán ayudados con un socorro pequeño, por lo cual muchos se juntarán a ellos con pretextos engañosos.
35 Por eso algunos de los sabios tropezarán, para que sean acrisolados y purificados y emblanquecidos hasta el tiempo del fin, porque aún falta para el tiempo determinado.
36 Aquel rey pues hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios, y contra el Dios de los dioses proferirá cosas espantosas, y prosperará, hasta que sea consumada la ira, porque lo decretado se cumplirá.
37 Del Dios de sus padres no hará caso, ni del deseo de las mujeres, ni respetará a dios alguno, porque se engrandecerá a sí mismo por sobre todas las cosas.
38 Honrará en cambio al dios de las fortalezas; a un dios que sus padres no conocieron lo honrará con oro, plata, piedras preciosas y ornamentos de gran precio.
39 Con la unión pues del dios extraño, actuará contra las fortalezas más inexpugnables, y colmará de honores a los que lo reconozcan. Les dará dominio sobre muchos, y como recompensa les repartirá la tierra.
40 Pero al tiempo del fin, el rey del sur arremeterá contra él, y el rey del norte se levantará contra él como una tempestad, con carros y gente de a caballo y muchas naves, y entrará en los países y pasará sobre ellos como un torrente.
41 Entrará a la tierra gloriosa, y muchas provincias serán derribadas, pero Edom y Moab, y la mayoría de los hijos de Amón escaparán de su mano.
42 Extenderá su mano también contra otras tierras, el país de Egipto no escapará,
43 sino que se apoderará de los tesoros de oro y plata y de todas las cosas preciosas de Egipto, y los Libios y los Etíopes lo seguirán.
44 Pero noticias del oriente y del norte lo turbarán, y saldrá con gran furia para asolar y para destruir enteramente a muchos.
45 Y plantará los pabellones de su palacio entre los mares, junto al monte glorioso y santo, pero llegará a su fin, y no tendrá quien lo ayude.
© 2017 ERF Medien