Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien.
25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Previsiones de seguridad Censo de los repatriados

1 Cuando el muro quedó reconstruido y hube colocado las hojas de las puertas, se encargaron de sus funciones los porteros, los cantores y los levitas.
2 Entonces puse al frente de Jerusalem a mi hermano Hanani, y a Hananías, jefe de la ciudadela, pues era un hombre leal y temía a Ha-’Elohim más que muchos.
3 Les dije: Las puertas de Jerusalem no serán abiertas hasta que caliente el sol. Aunque los porteros estén presentes, las puertas permanecerán cerradas y atrancadas; y sean apostados vigías de entre los habitantes de Jerusalem, cada cual en su vigilia, y cada uno frente a su propia casa.
4 Porque la ciudad era espaciosa y grande, pero la gente que allí moraba era poca, y las casas aún no estaban reconstruidas.
5 Y mi Dios puso en mi corazón reunir a los nobles, a los prefectos y al pueblo, para que pudieran ser reconocidos por genealogía, pues yo había encontrado el libro de la genealogía de los que habían subido primero, donde hallé escrito:
6 Estos son hijos de la provincia que subieron del cautiverio de los que habían sido deportados, a quienes Nabucodonosor rey de Babilonia se había llevado, y que retornaron a Jerusalem y a Judá, cada uno a su ciudad,
7 los cuales vinieron con Zorobabel, Jesuá, Nehemías, Azarías, Raamías, Nahamani, Mardoqueo, Bilsán, Misperet, Bigvay, Nehum, Baana. El número de los varones del pueblo de Israel fue:
8 Hijos de Paros: dos mil ciento setenta y dos;
9 hijos de Sefatías: trescientos setenta y dos;
10 hijos de Ara: seiscientos cincuenta y dos;
11 hijos de Pahat-moab, de los hijos de Jesuá y Joab: dos mil ochocientos dieciocho;
12 hijos de Elam: mil doscientos cincuenta y cuatro;
13 hijos de Zatu: ochocientos cuarenta y cinco;
14 hijos de Zacay: setecientos sesenta;
15 hijos de Binúi: seiscientos cuarenta y ocho;
16 hijos de Bebay: seiscientos veintiocho;
17 hijos de Azgad: dos mil trescientos veintidós;
18 hijos de Adonicam: seiscientos sesenta y siete;
19 hijos de Bigvay: dos mil sesenta y siete;
20 hijos de Adín: seiscientos cincuenta y cinco;
21 hijos de Ater, de Ezequías: noventa y ocho;
22 hijos de Hasum: trescientos veintiocho;
23 hijos de Bezay: trescientos veinticuatro;
24 hijos de Harif: ciento doce;
25 hijos de Gabaón: noventa y cinco;
26 personas de Bet-léhem y de Netofa: ciento ochenta y ocho;
27 personas de Anatot: ciento veintiocho;
28 personas de Bet-azmavet: cuarenta y dos;
29 personas de Quiriat-jearim, Cafira y Beerot: setecientos cuarenta y tres;
30 personas de Ramá y de Geba: seiscientos veintiuna;
31 personas de Micmás: ciento veintidós;
32 personas de Bet-’El y de Hai: ciento veintitrés;
33 personas del otro Nebo: cincuenta y dos;
34 hijos del otro Elam: mil doscientos cincuenta y cuatro;
35 hijos de Harim: trescientos veinte;
36 hijos de Jericó: trescientos cuarenta y cinco;
37 hijos de Lod, Hadid, y Ono: setecientos veintiuno;
38 hijos de Senaa: tres mil novecientos treinta.
39 Los sacerdotes: hijos de Jedaía, de la casa de Jesuá: novecientos setenta y tres;
40 hijos de Imer: mil cincuenta y dos;
41 hijos de Pasur: mil doscientos cuarenta y siete;
42 hijos de Harim: mil diecisiete.
43 Los levitas, hijos de Jesuá, de Cadmiel, de los hijos de Hodavías: setenta y cuatro.
44 Los cantores, hijos de Asaf: ciento cuarenta y ocho.
45 Los porteros, hijos de Salum, hijos de Ater, hijos de Talmón, hijos de Acub, hijos de Hatita, hijos de Sobay: ciento treinta y ocho.
46 Los netineos, hijos de Ziha, hijos de Hasufa, hijos de Tabaot,
47 hijos de Queros, hijos de Siaha, hijos de Padón,
48 hijos de Lebana, hijos de Hagaba, hijos de Salmai,
49 hijos de Hanán, hijos de Gidel, hijos de Gahar,
50 hijos de Reaía, hijos de Rezín, hijos de Necoda,
51 hijos de Gazam, hijos de Uza, hijos de Paseah,
52 hijos de Besai, hijos de Mehunim, hijos de Nefisesim,
53 hijos de Bacbuc, hijos de Hacufa, hijos de Harhur,
54 hijos de Bazlut, hijos de Mehída, hijos de Harsa,
55 hijos de Barcos, hijos de Sísara, hijos de Tema,
56 hijos de Nezía, hijos de Hatifa,
57 hijos de los siervos de Salomón, hijos de Sotay, hijos de Soferet, hijos de Perida,
58 hijos de Jaala, hijos de Darcón, hijos de Gidel,
59 hijos de Sefatías, hijos de Hatil, hijos de Poqueret-hazebaim, hijos de Amón:
60 Todos los netineos y los hijos de los siervos de Salomón eran trescientos noventa y dos.
61 Y éstos son los que subieron de Telmela, Telharsa, Querub, Adón e Imer, y no pudieron indicar sus casas paternas, ni su linaje, ni si eran de Israel o no:
62 Los hijos de Delaía, los hijos de Tobías, los hijos de Necoda: seiscientos cuarenta y dos.
63 Y de los sacerdotes: los hijos de Habaía, los hijos de Cos, los hijos de Barzilay, el cual tomó mujer de las hijas de Barzilay galaadita, con cuyo nombre fue llamado.
64 Éstos buscaron su registro genealógico pero no fue hallado, por lo cual fueron excluidos del sacerdocio por impuros.
65 Y les dijo el gobernador que no comieran de las cosas santas hasta que se levantara sacerdote con Urim y Tumim.
66 Reunida toda congregación, era de cuarenta y dos mil trescientos sesenta,
67 aparte de sus siervos y sus criadas, que eran siete mil trescientos treinta y siete; y entre ellos había doscientos cuarenta y cinco cantores y cantoras.
68 Sus caballos eran setecientos treinta y seis, y sus mulos doscientos cuarenta y cinco.
69 Sus camellos eran cuatrocientos treinta y cinco, y sus asnos seis mil setecientos veinte.
70 Y algunos cabezas de las casas paternas aportaron para la obra: El gobernador dio al tesoro mil dracmas de oro, cincuenta tazones y quinientas treinta túnicas sacerdotales.
71 Y algunos cabezas de las casas paternas ofrendaron para el tesoro de la obra veinte mil dracmas de oro y dos mil doscientas libras de plata.
72 Y lo que dio el resto del pueblo fue veinte mil dracmas de oro, dos mil libras de plata, y sesenta y siete túnicas sacerdotales.
73 Y los sacerdotes y levitas, y los porteros y cantores, y algunos del pueblo, y los netineos, y todo Israel habitaron nuevamente en sus ciudades. Y cuando llegó el mes séptimo, los hijos de Israel estaban en sus ciudades.
© 2016 ERF Medien