Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Profecías finales de Balaam

1 Viendo Balaam que era grato a ojos de YHVH el bendecir a Israel, no fue, como las otras veces, en busca de agüeros, sino que volvió su rostro hacia el desierto.
2 Y alzando sus ojos, Balaam vio a Israel acampado por sus tribus, y el Espíritu de Dios fue sobre él.
3 Y profirió su proverbio, y dijo: Oráculo de Balaam hijo de Beor, Oráculo del varón con ojos de clara visión.
4 Oráculo del que oye los dichos de Dios, Que contempla la visión de ’El-Shadday, Caído, pero con los ojos abiertos:
5 ¡Cuán hermosas son tus tiendas, oh Jacob! Tus habitaciones, ¡oh Israel!,
6 Como valles que se extienden, Como huertos junto al río, Como áloes plantados por YHVH, Como cedros junto a las aguas.
7 De sus cántaros fluyen aguas, Y su descendencia, en muchas aguas, Más exaltado que Agag será su rey, Y enaltecido su reino.
8 Dios lo ha sacado de Egipto, Es para él como los cuernos del búfalo, Devora a las naciones enemigas suyas, Quebranta sus huesos, Y con sus flechas los atraviesa.
9 Se agazapa, se echa cual león, Y como leona, ¿quién lo hará despertar? ¡Benditos los que te bendigan, Y malditos los que te maldigan!
10 Entonces la ira de Balac se encendió contra Balaam, y batiendo sus palmas, dijo Balac a Balaam: ¡Para maldecir a mis enemigos te llamé, y he aquí, los has bendecido con ésta tres veces!
11 ¡Ahora pues, vete a tu lugar! Había prometido colmarte de honores, pero he aquí YHVH te ha privado de honor.
12 Y Balaam respondió a Balac: ¿No había yo hablado a los mensajeros que tú me enviaste, diciendo:
13 Aunque Balac me diera su casa llena de plata y oro, no podría traspasar el dicho de YHVH haciendo de propio impulso cosa buena ni mala. Lo que diga YHVH eso diré?
14 Y ahora, he aquí, ya me voy a mi pueblo, ven pues, que te informaré lo que este pueblo ha de hacer a tu pueblo en los días venideros.
15 Y profirió su proverbio, y dijo: Oráculo de Balaam hijo de Beor, Oráculo del varón de ojos de clara visión.
16 Oráculo del que oye los dichos de Dios, Que conoce la ciencia de ’Elyón, Y contempla las visiones de Shadday. Caído, pero con ojos abiertos:
17 Lo veré, pero no ahora, Lo contemplaré, pero no de cerca. Surgirá una estrella de Jacob, Y de Israel se levantará un cetro. Que aplastará las sienes de Moab, Y el cráneo de todos los hijos de Set.
18 Edom será desposeído, Se empobrecerá Seír, su enemigo, Mientras Israel hará proezas,
19 Y uno nacido de Jacob dominará, Y aniquilará el remanente de la ciudad.
20 Luego vio a Amalec, y profirió su proverbio, y dijo: Cabeza de naciones es Amalec, Pero su final, destrucción perpetua.
21 Y viendo a los ceneos, profirió su proverbio, y dijo: Fuerte es tu habitación, Y pones en la peña tu nido.
22 Pero el ceneo será consumido, ¿Hasta cuándo Assur te mantendrá cautivo?
23 Aún profirió otro proverbio, y dijo: ¡Ay! ¿Quién vivirá cuando Dios haga estas cosas?
24 Vendrán naves de la costa de Quitim, Someterán a Assur, y someterán a Eber, Pero también él vendrá a destrucción.
25 Entonces Balaam se levantó y se fue, y regresó a su lugar, y también Balac se fue por su camino.
© 2016 ERF Medien