Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Rebelión del pueblo

1 Entonces toda la asamblea levantó la voz y clamó, y el pueblo estuvo llorando aquella noche.
2 Y todos los hijos de Israel murmuraron contra Moisés y Aarón, y toda la asamblea les dijo: ¡Ojalá hubiéramos muerto en la tierra de Egipto!, ¡Ojalá muriéramos en este desierto!
3 ¿Para qué nos trae YHVH a esta tierra, para caer a espada, y que nuestras mujeres y nuestros pequeños sirvan de presa? ¿No nos sería mejor volvernos a Egipto?
4 Y cada cual decía a su hermano: ¡Pongamos un caudillo y regresemos a Egipto!
5 Entonces Moisés y Aarón cayeron sobre sus rostros en presencia de toda la asamblea de la congregación de los hijos de Israel.
6 Y Josué ben Nun, y Caleb ben Jefone, que eran de los que habían explorado la tierra, rasgaron sus vestidos,
7 y hablaron a toda la asamblea de los hijos de Israel, diciendo: La tierra por donde pasamos para explorarla es tierra extremadamente buena.
8 Si YHVH se agrada de nosotros, Él nos introducirá en esa tierra, y nos la entregará. Es una tierra que fluye leche y miel.
9 Pero no os rebeléis contra YHVH ni temáis a la gente del país, porque serán como nuestro pan. Su defensa se ha apartado de ellos, y YHVH está con nosotros. ¡No les tengáis temor!
10 Pero la asamblea entera hablaba de lapidarlos. Entonces la gloria de YHVH se apareció en la Tienda de Reunión ante todos los hijos de Israel,
11 y YHVH dijo a Moisés: ¿Hasta cuándo me despreciará este pueblo? ¿Hasta cuándo se negará a creer en mí, con todos los prodigios que he obrado en su seno?
12 Lo heriré con pestilencia y lo desheredaré, y haré de ti una nación más grande y más fuerte que él.
13 Pero Moisés dijo a YHVH: Se enterarán los egipcios, pues de en medio de ellos Tú sacaste a este pueblo con tu fuerza,
14 y se lo dirán a los habitantes de esta tierra, pues ellos han oído que Tú, oh YHVH, estás en medio de este pueblo, que Tú, oh YHVH, te dejas ver cara a cara, que tu nube está sobre ellos, y que Tú marchas delante en columna de nube de día y en columna de fuego de noche.
15 Si haces morir, pues, a este pueblo como un solo hombre, las gentes que han oído tu fama hablarán, diciendo:
16 Porque no pudo YHVH introducir a este pueblo en la tierra que les había prometido con juramento, los ha matado en el desierto.
17 Ahora pues, ¡engrandézcase, te ruego, el poder de mi Señor!, tal como hablaste, diciendo:
18 YHVH, lento para la ira y grande en misericordia, que carga con la iniquidad y la transgresión, pero de ningún modo tiene por inocente al culpable y visita la iniquidad de los padres sobre los hijos, sobre terceros y cuartos.
19 Perdona, te ruego, la iniquidad de este pueblo según la grandeza de tu misericordia, conforme has cargado con este pueblo desde Egipto hasta aquí.
20 Y YHVH dijo: Lo perdono conforme a tu palabra.
21 No obstante, tan cierto como Yo vivo, y la gloria de YHVH llena toda la tierra,
22 que todos los hombres que vieron mi gloria y mis señales que hice en Egipto y en el desierto, y aun así me provocaron ya diez veces y no oyen mi voz,
23 no verán la tierra sobre la cual juré a sus padres. Todos los que me despreciaron, no la verán.
24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo otro espíritu en él y fue íntegro conmigo, lo introduciré en la tierra donde entró, y su descendencia tomará posesión de ella,
25 aunque el amalecita y el cananeo habiten en el valle. Regresad mañana y marchad al desierto por el camino del Mar Rojo.
26 Y habló YHVH a Moisés y a Aarón, diciendo:
27 ¿Hasta cuándo he de soportar a esta congregación perversa que murmura contra mí? He oído las murmuraciones de los hijos de Israel con que murmuran contra mí.
28 Diles: Vivo Yo, dice YHVH, que tal como habéis hablado a mis oídos, así haré Yo con vosotros.
29 Vuestros cuerpos caerán en este desierto, y todos vuestros censados, según todos los que habéis contado de veinte años arriba, que habéis murmurado contra mí,
30 no entraréis en la tierra por la cual alcé mi mano para jurar que os haría morar en ella, excepto Caleb ben Jefone y Josué ben Nun.
31 Pero vuestros pequeños, que dijisteis: ¡Llegarán a ser presa! Yo los introduciré, y conocerán la tierra que vosotros habéis despreciado.
32 En cuanto a vosotros, vuestros cadáveres yacerán en este desierto,
33 y vuestros hijos deambularán en el desierto cuarenta años, y ellos cargarán con vuestras fornicaciones, hasta que vuestros cadáveres sean deshechos en el desierto.
34 Por el número de los días, de los cuarenta días en que explorasteis la tierra, cargaréis con vuestras iniquidades cuarenta años, un año por cada día, y conoceréis mi disgusto.
35 Yo, YHVH, he hablado. ¿Acaso no he de hacer esto a toda esta congregación perversa que se confabuló contra mí? En este desierto se consumirán, y allí morirán.
36 Y los hombres que Moisés había enviado a explorar la tierra y que, vueltos, habían hecho murmurar contra él a toda la congregación, al difamar aquella tierra,
37 aquellos hombres, pues, que habían difamado la tierra perversamente, murieron a causa de una plaga en presencia de YHVH.
38 Sólo Josué ben Nun y Caleb ben Jefone quedaron con vida de entre aquellos hombres que habían ido a explorar la tierra.
39 Cuando Moisés refirió esas palabras a todos los hijos de Israel, el pueblo se afligió en gran manera.
40 Y levantándose temprano por la mañana, subieron a la cumbre del monte, diciendo: Aquí estamos, subiremos al lugar que ha dicho YHVH, pues hemos pecado.
41 Pero Moisés dijo: ¿Por qué pretendéis traspasar el dicho de YHVH? Esto no prosperará.
42 No subáis, porque YHVH no está en medio de vosotros, así no seréis derrotados delante de vuestros enemigos.
43 Porque el amalecita y el cananeo están esperando allí contra vosotros, y caeréis a espada, por cuanto os volvisteis de seguir a YHVH. YHVH no estará con vosotros.
44 Sin embargo, se empecinaron en subir a la cumbre del monte, aunque ni el Arca del Pacto de YHVH ni Moisés se movieron de en medio del campamento.
45 Entonces descendieron los amalecitas y los cananeos que habitaban en aquel monte, y los derrotaron, y los persiguieron hasta Horma.
© 2016 ERF Medien