Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Los exploradores

1 Y habló YHVH a Moisés, diciendo:
2 Envía hombres que exploren para ti la tierra de Canaán, la cual doy a los hijos de Israel. Enviaréis un varón por cada tribu de sus padres, cada cual jerarca entre ellos.
3 Entonces Moisés los envió desde el desierto de Parán, según el dicho de YHVH. Y todos aquellos varones eran jefes entre los hijos de Israel.
4 Y estos eran sus nombres: De la tribu de Rubén, Samúa ben Zacur.
5 De la tribu de Simeón: Safat ben Horí.
6 De la tribu de Judá: Caleb ben Jefone.
7 De la tribu de Isacar: Igal ben José.
8 De la tribu de Efraín: Oseas ben Nun.
9 De la tribu de Benjamín: Palti ben Rafú.
10 De la tribu de Zabulón: Gadiel ben Susi.
11 De la tribu de José (de la tribu de Manasés): Gadi ben Susi.
12 De la tribu de Dan: Amiel ben Gemali.
13 De la tribu de Aser: Setur ben Micael.
14 De la tribu de Neftalí: Nahbi ben Vapsi.
15 De la tribu de Gad: Geuel ben Maqui.
16 Estos son los nombres de los varones que Moisés envió a explorar la tierra. Y a Oseas ben Nun, Moisés le puso por nombre Josué.
17 Los envió pues Moisés a reconocer la tierra de Canaán, y les dijo: Subid ahí por el Neguev y remontad luego la montaña.
18 Observaréis la tierra, cómo es, y al pueblo que la habita, si es fuerte o débil, si escaso o numeroso.
19 Cómo es el suelo en que él habita, si es bueno o malo, y cómo son las ciudades en las cuales mora, si abiertas o fortificadas,
20 y cómo es el terreno, si fértil o estéril, si hay en él árboles o no. Esforzaos, y reco­ged del fruto de la tierra. El tiempo era la sazón de las primeras uvas.
21 Subieron pues y exploraron la tierra desde el desierto de Zin hasta Rehob, a la entrada de Hamat.
22 Y remontaron el Neguev y llegaron hasta Hebrón, donde estaban Ahimán, Sesai y Talmai, hijos de Anac (Hebrón había sido edificada siete años antes que Zoán, en Egipto).
23 Y llegaron hasta el valle de Escol, y allí cortaron un sarmiento con un racimo de uvas, el cual cargaron en un palo entre dos, trayendo también algunas granadas y algunos higos.
24 Y llamaron aquel lugar Najal-escol a causa del racimo que cortaron de allí los hijos de Israel.
25 Y regresaron de explorar la tierra al cabo de cuarenta días.
26 Emprendieron, pues, viaje y llegaron a donde estaban Moisés y Aarón y toda la comunidad de los hijos de Israel, en el desierto de Parán, en Cades, y dieron cuenta a ellos y a toda la asamblea, y les mostraron el fruto del país.
27 Y le contaron diciendo: Hemos llegado hasta el país al cual nos enviaste, y realmente es una tierra que fluye leche y miel. ¡Ved aquí sus frutos!
28 Pero, el pueblo que habita en esa tierra es fuerte, y las ciudades están fortificadas y son muy grandes. Además, hemos visto allí a los descendientes de Anac.
29 Los amalecitas habitan en la tierra del Neguev, y el heteo, el jebuseo y el amorreo habitan en la serranía, y el cananeo habita a lo largo del Mar Grande y en la ribera del Jordán.
30 Entonces Caleb trató de apaciguar al pueblo en presencia de Moisés, y dijo: ¡Subamos ya y conquistémosla, pues ciertamente podremos con ella!
31 Pero los hombres que habían subido con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros.
32 Y difamaron ante los hijos de Israel la tierra que habían explorado, diciendo: El país que fuimos a explorar es un país que devora a sus habitantes, y todo el pueblo que vimos en medio de él son hombres de inmensa estatura.
33 También vimos allí a los nefileos, descendientes de Anac, raza de gigantes, y nos pareció que éramos como langostas ante sus ojos.
© 2016 ERF Medien