Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien.
25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Purificación del leproso

1 Habló YHVH a Moisés, diciendo:
2 Esta será la ley para el leproso el día de su purificación: Será traído al sacerdote.
3 El sacerdote saldrá fuera del campamento, y si al examinarlo el sacerdote, he aquí la llaga de lepra del leproso ha sido sanada,
4 el sacerdote ordenará que se tomen dos avecillas vivas limpias y madera de cedro, púrpura e hisopo para el que se purifica.
5 Luego el sacerdote ordenará que se degüelle la primera avecilla en una vasija de barro sobre aguas vivas.
6 Tomará la avecilla viva, con el palo de cedro, la púrpura y el hisopo, y los sumergirá con la avecilla viva en la sangre de la avecilla degollada, sobre las aguas vivas,
7 y rociará siete veces sobre el que se purifica de la lepra y lo declarará limpio. Luego dejará ir a la avecilla viva sobre la faz del campo.
8 El que se purifica lavará sus vestidos, rasurará todo su cabello, se bañará con agua, y quedará limpio. Después entrará en el campamento, pero permanecerá fuera de su tienda siete días.
9 Al séptimo día rasurará todo su cabello: de su cabeza, de su barba y de sus cejas, es decir, rasurará todo su cabello, lavará sus vestidos, y bañará su cuerpo con agua, y quedará limpio.
10 Al octavo día tomará dos corderos sin defecto y una cordera perfecta de un año, tres décimas de flor de harina amasada con aceite para la ofrenda vegetal y un log de aceite.
11 Y el sacerdote que purifica hará poner en pie ante la presencia de YHVH al hombre que es purificado, junto con estas cosas, en la entrada de la Tienda de Reunión.
12 Luego el sacerdote tomará uno de los corderos, y lo presentará como ofrenda por la culpa, con el log de aceite, y los mecerá como ofrenda mecida ante la presencia de YHVH.
13 Enseguida degollará el cordero en el lugar donde se degüella el sacrificio por el pecado y el holocausto, en el lugar del Santuario, pues la ofrenda por el pecado, al igual que la ofrenda por la culpa, pertenece al sacerdote. Es cosa santísima.
14 El sacerdote tomará de la sangre de la ofrenda por la culpa, y untará el lóbulo de la oreja derecha del que ha sido purificado, y el pulgar de su mano derecha, y el pulgar de su pie derecho.
15 El sacerdote tomará del log de aceite y lo verterá sobre su propia palma izquierda.
16 Luego el sacerdote mojará su dedo derecho en el aceite que tiene en su palma izquierda, y con su dedo hará aspersión de aceite siete veces delante de YHVH.
17 Del resto del aceite que está en su palma, el sacerdote untará una parte sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, el pulgar de su mano derecha y el pulgar de su pie derecho, por encima de la sangre de la ofrenda por la culpa.
18 El resto del aceite que está en la palma del sacerdote lo pondrá en la cabeza del que se purifica, y el sacerdote hará expiación a favor de él en presencia de YHVH.
19 Luego el sacerdote preparará la ofrenda por el pecado y hará expiación por el que se purifica de su impureza, el cual después degollará el holocausto.
20 Y el sacerdote hará subir el holocausto y la ofrenda vegetal sobre el altar. Así el sacerdote hará expiación por él, y quedará limpio.
21 Pero si es pobre, y su mano no alcanza a tanto, entonces tomará un cordero para ser mecido como ofrenda por la culpa, para hacer expiación a favor de él, y una décima de efa de flor de harina, amasada con aceite, como ofrenda vegetal, y un log de aceite.
22 También dos tórtolas o dos palominos, según alcance su mano. Uno será para expiación por el pecado y otro para holocausto.
23 Al octavo día los hará llevar al sacerdote para su purificación a la entrada de la Tienda de Reunión, en presencia de YHVH.
24 Y el sacerdote tomará el cordero de la ofrenda por la culpa, y el log de aceite, y los mecerá el sacerdote como ofrenda mecida en presencia de YHVH.
25 Después degollará el cordero del sacrificio por la culpa, y el sacerdote tomará de la sangre de la expiación y untará en el lóbulo de la oreja derecha del que ha sido purificado, y en el pulgar de su mano derecha y en el pulgar de su pie derecho.
26 Y el sacerdote echará del aceite sobre su propia palma izquierda,
27 y con su dedo derecho el sacerdote hará aspersión del aceite que tiene en su palma izquierda siete veces ante YHVH.
28 Luego el sacerdote aplicará parte del aceite que tiene en su palma sobre el lóbulo de la oreja derecha del que ha sido purificado, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho, encima del lugar donde se puso la sangre de la ofrenda por la culpa.
29 Y el resto del aceite que está sobre la palma del sacerdote, lo pondrá sobre la cabeza del que ha sido purificado, para hacer expiación a favor de él en presencia de YHVH.
30 Asimismo ofrecerá la primera de las tórtolas o de los palominos, de lo que alcance su mano.
31 La primera víctima, según alcance su mano, en ofrenda por el pecado, y la otra como holocausto, junto con la ofrenda vegetal. Y el sacerdote hará expiación a favor del que ha sido purificado, en presencia de YHVH.
32 Esta es la ley para el que haya tenido llaga de lepra y que su mano no alcance a tanto para su purificación.
33 YHVH habló a Moisés y a Aarón, diciendo:
34 Cuando entréis en la tierra de Canaán, la cual Yo os doy en propiedad, y Yo ponga una llaga de lepra en alguna casa de la tierra de vuestra propiedad,
35 aquel de quien es la casa irá a dar aviso al sacerdote, diciendo: Algo como una plaga hay en mi casa.
36 Entonces el sacerdote ordenará desocupar la casa antes de que entre a mirar la infección, para que no sea contaminado todo lo que esté en la casa; después el sacerdote entrará a examinarla.
37 Observará la mancha, y si, he aquí, hay infección en las paredes de la casa, manchas verdosas o rojizas que parezcan más hundidas que la pared,
38 el sacerdote saldrá a la puerta de la casa y hará cerrar la casa por siete días.
39 Al séptimo día, el sacerdote volverá y observará, y he aquí, si la infección se ha extendido por las paredes de la casa,
40 el sacerdote ordenará que arranquen las piedras que tengan la infección, y las echarán fuera de la ciudad en un lugar impuro.
41 Después hará raspar la casa por dentro en su alrededor, y el polvo que raspen lo echarán fuera de la ciudad en un lugar impuro.
42 Luego tomarán otras piedras y las pondrán en lugar de las piedras quitadas, y se tomará otra mezcla para revocar la casa.
43 Pero si, después de haber arrancado las piedras y raspado y revocado la casa, la infección irrumpe otra vez en la casa,
44 el sacerdote observará, y he aquí, si la mancha se ha extendido por la casa, hay lepra maligna en la casa: está impura.
45 Inmediatamente derribará la casa con sus piedras, sus maderos y todo el polvo de la casa, y lo sacará fuera de la ciudad a un lugar impuro.
46 El que entre en la casa durante los días en que estuvo cerrada, será impuro hasta la tarde.
47 Y el que se acueste en aquella casa, lavará sus vestidos, y el que coma en la casa, lavará sus vestidos.
48 Pero si el sacerdote entra y observa, y he aquí, en verdad la infección no se ha extendido por la casa después que fue recubierta, el sacerdote declarará limpia la casa, pues la infección ha desaparecido.
49 Para purificar la casa, tomará dos avecillas, y madera de cedro, escarlata e hisopo,
50 y degollará una de las avecillas en una vasija de barro, sobre aguas vivas.
51 Tomará la madera de cedro, el hisopo y la escarlata, junto con la avecilla viva, y los sumergirá en la sangre de la avecilla muerta y en las aguas vivas, y rociará la casa siete veces.
52 Así purificará la casa con la sangre de la avecilla, y con las aguas vivas y con la avecilla viva, con la madera de cedro, con el hisopo y la escarlata.
53 Luego dejará ir la avecilla viva fuera de la ciudad sobre la faz del campo. Así hará expiación por la casa, y será limpia.
54 Esta es la ley acerca de cualquier infección de lepra y de tiña,
55 de la lepra del vestido y de la casa,
56 acerca de la hinchazón, de la costra y las manchas blancas lustrosas,
57 para instruir cuándo es impuro y cuándo es limpio. Esta es la ley sobre la lepra.
© 2016 ERF Medien