Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Eliú censura a Job

1 Por tanto, Job, oye ahora mis razones, Y atiende a todas mis palabras.
2 He aquí, ahora abro mi boca, Mi lengua habla con mi paladar.
3 Mis palabras declararán la rectitud de mi corazón, Y lo que saben mis labios lo hablarán sinceramente:
4 El Espíritu de Dios me hizo, Y el soplo de ’El-Shadday me dio vida.
5 Respóndeme si puedes, Alístate y ponte en pie ante mí.
6 Heme aquí a mí en presencia de Dios, conforme a tu pedimento, Del barro fui yo también formado.
7 He aquí, mi terror no te espantará, Ni mi mano será demasiado pesada sobre ti.
8 De cierto tú dijiste a oídos míos (Porque el son de tus palabras yo mismo escuchaba):
9 Limpio soy, sin transgresión. Soy puro, y no hay iniquidad en mí.
10 Pero he aquí, Él busca ocasión contra mí, Y me cuenta por enemigo Suyo.
11 Ha puesto mis pies en el cepo, Y vigila mis pasos.
12 He aquí yo te respondo: En esto no eres justo, Pues Dios es mayor que el hombre.
13 ¿Por qué contiendes con Él? Porque Él no da cuenta de ninguno de sus actos.
14 Aunque Dios habla de una manera, y aun de dos, Pero nadie lo percibe:
15 En sueño, en visión nocturna, cuando el sopor cae sobre los hombres, Mientras dormitan en el lecho,
16 Él abre el oído de los hombres, Y los amonesta secretamente,
17 Para apartar al hombre de su mala obra, Y destruir del varón la soberbia,
18 Para librar su alma del sepulcro, Y su vida de que perezca a cuchillo.
19 También sobre su lecho es corregido con dolores, Con la agonía incesante de sus miembros,
20 Hasta que su alma llega a aborrecer el pan, Y su garganta el manjar más delicado.
21 Su carne se consume, hasta que no se ve, Y sus huesos, que antes no se veían, aparecen,
22 Su alma se acerca a la fosa, Y su vida a los que causan la muerte.
23 Si tuviera cerca de él algún elocuente mediador muy escogido, Que anuncie al hombre su deber,
24 Y se apiade de él, y diga: ¡Líbralo de bajar al sepulcro, Porque he hallado su rescate!
25 Entonces su carne sería más tierna que la del niño, Volvería a los días de su juventud,
26 Invocaría a Dios, y Éste le sería propicio, Para que vea su rostro con gritos de júbilo, Y restauraría al hombre su justicia.
27 Cantaría entre los hombres diciendo: ¡Pequé y pervertí lo recto, Pero no me fue tomado en cuenta!
28 ¡Ha redimido mi alma para que no baje al sepulcro, Y mi vida ya ve la luz!
29 He aquí, todas estas cosas hace Dios con el hombre, Dos veces, y aun tres veces,
30 Para rescatar su alma del sepulcro, Para que resplandezca con la luz de la vida.
31 Pon atención Job, óyeme; Calla, y yo hablaré.
32 Si tienes algo que decir, respóndeme. Habla, que yo te quiero justificar.
33 Si no, óyeme tú a mí; Calla, y yo te enseñaré sabiduría.
© 2016 ERF Medien