Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Impasibilidad ante la maldad

1 ¿Por qué ’El-Shadday se reserva sus sazones? ¿Por qué quienes lo conocen no pueden vislumbrar sus días?
2 Hay quienes traspasan linderos, Quitan los rebaños con violencia y los devoran.
3 Se llevan el asno del huérfano, Y toman en prenda el buey de la viuda.
4 Apartan de sí a los necesitados, De modo que los miserables tienen que esconderse.
5 Helos allí, como asnos del desierto, Salen a su tarea y buscan con ansia el sustento, El páramo es el que ofrece alimento a sus hijos,
6 Cosechan en campo ajeno, Y tienen que rebuscar en la viña del impío.
7 Pasan la noche desnudos, faltos de ropa, Y no tienen cobertura contra el frío.
8 El aguacero de los montes los empapa, Y se pegan a las rocas por falta de refugio.
9 Hay otros que arrancan del pecho al huérfano, Y toman en prenda al hijo del pobre,
10 Hacen que anden desnudos, faltos de ropa, Y le quitan las gavillas a los hambrientos,
11 Los que exprimen el aceite en sus molinos, Y pisan sus lagares, pero pasan sed.
12 Por la angustia gime el moribundo, Y el alma de los heridos clama por auxilio, Pero Dios no toma en cuenta necedades.
13 Otros son rebeldes a la luz, No conocen sus caminos Ni frecuentan sus sendas.
14 Al alba se levanta el asesino, Para matar al pobre y al menesteroso. De noche ronda el ladrón, A oscuras penetra en las casas.
15 El adúltero espera el crepúsculo, y se dice: Nadie me verá; Y se oculta el rostro.
16 Durante el día se encierran, Nada quieren con la luz.
17 Acostumbrados al terror de las tinieblas, La mañana es oscura para ellos.
18 Se deslizan ligeros como el agua, Su porción es maldita en la tierra, Y no volverán por el camino de las viñas.
19 Como el calor y la sequía le roban el agua a la nieve, Así el Seol a los que han pecado.
20 Los olvidará el seno materno, Dulce le será su sabor al gusano, Nunca serán recordados, Y como a un árbol se talará su injusticia,
21 Porque maltrataron a la estéril sin hijos, Y no socorrieron a la viuda.
22 Aunque el poderoso prolongue su vigor y se mantenga en pie, No puede prometerse vida.
23 Aunque le sea dado habitar con seguridad, Los ojos observan sus caminos.
24 Aunque exaltados por un tiempo, luego dejan de existir, Abatidos y marchitos como plantas, Son segados como espigas.
25 Y si esto no es así, que alguien me desmienta, Y reduzca a nada mis palabras.
© 2016 ERF Medien