Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien. 25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Parábola de las hermanas

1 Vino a mí palabra de YHVH, diciendo:
2 Hijo de hombre, hubo dos mujeres, hijas de la misma madre,
3 Y se prostituyeron en Egipto: En su juventud fornicaron. Allí se dejaron apretujar los pechos, Allí acariciaron sus pezones virginales.
4 Ahola se llamaba la mayor y Aholiba era su hermana. Después llegaron a ser mías, y dieron a luz hijos e hijas. Por lo que hace a sus nombres: Samaria es Ahola y Jerusalem Aholiba.
5 Ahola, siendo mía, se prostituyó enamorándose de sus amantes, los asirios,
6 Guerreros vestidos de púrpura, gobernadores y sátrapas, Mancebos codiciables todos ellos, jinetes que montaban corceles.
7 A ellos les brindó sus prostituciones, Los más escogidos hijos de Asiria, Mancillándose con todos los ídolos de quienes se había enamorado.
8 Pero no dejó de fornicar con los egipcios, Que en su juventud se habían acostado con ella Acariciando sus pezones virginales y vertiendo en ella su lujuria.
9 Por lo cual la entregué en mano de sus amantes, En mano de los hijos de Asiria, de quienes se había enamorado.
10 Ellos desnudaron sus vergüenzas, Le arrebataron sus hijos e hijas, Y a ella la mataron a espada, Y fue famosa entre las mujeres, Por la sentencia en ella ejecutada.
11 Aholiba, su hermana, que lo vio, enloqueció de lujuria más que ella, Y fornicó más que su hermana.
12 Se enamoró de los hijos de Asiria, gobernadores y sátrapas, Guerreros vestidos espléndidamente, Jinetes que montaban a caballo, Todos ellos mancebos codiciables.
13 Y observé cómo se contaminaba: Las dos iban por el mismo camino.
14 Y aumentó sus fornicaciones: Vio grabados de varones en las paredes, Imágenes de caldeos pintadas en bermellón,
15 Ceñidos los lomos con talabartes y tiaras de colores en sus cabezas, Todos con aspecto de capitanes, Retrato fiel de los babilonios, naturales de Caldea.
16 Se enamoró de ellos a primera vista, Y les envió mensajeros a Caldea.
17 Se llegaron a ella los babilonios en su lecho de amores, La contaminaron con sus fornicaciones, Pero una vez amancillada, Su alma se desaficionó de ellos.
18 Así hizo patentes sus fornicaciones y descubrió su desnudez, Por lo cual Yo también me desaficioné de ella, Como ya mi alma se había desaficionado de su hermana.
19 Pero ella multiplicó sus fornicaciones, Trajo en memoria los días de su juventud, En los cuales había fornicado en Egipto.
20 Ardió en deseo por sus amantes, Que tienen falo de burros y eyaculan como caballos.
21 Así repetiste la execrable lascivia de tu juventud, Cuando los egipcios acariciaban tus pezones, Y apretujaban tus pechos de doncella.
22 Por tanto, Aholiba, así dice Adonay YHVH: He aquí que Yo excito a tus amantes contra ti, de los que te desaficionaste, y los traigo contra ti de todas partes:
23 Los de Babilonia y todos los caldeos, los de Pecod, Soa y Coa, y todos los de Asiria con ellos. Jóvenes codiciables, gobernadores y sátrapas, nobles, y varones de renombre, montando en corceles todos ellos.
24 Vendrán contra ti con ejércitos y carros, y multitud de pueblos. Se pondrán en formación contra ti con escudos y paveses y yelmos, y Yo les encargaré que te juzguen conforme a sus costumbres.
25 Pondré mi celo contra ti, y procederán contigo con furor, y te sacarán la nariz y las orejas, y tu posteridad caerá a cuchillo. Te arrebatarán a tus hijos y a tus hijas, y tu remanente será consumido por el fuego.
26 Te despojarán de tus vestidos y te quitarán todos los adornos de tu hermosura.
27 Así haré que cese tu lujuria y tus prostituciones traídas de Egipto, de modo que no alces más tus ojos a ellos ni te acuerdes más de Egipto.
28 Porque así dice Adonay YHVH: He aquí, te entrego en mano de los que tú aborreces, en mano de quienes está desaficionada tu alma,
29 los cuales te tratarán con odio, y te quitarán todo el fruto de tu labor, y te dejarán desnuda y sin nada, y quedará al descubierto la inmundicia de tus fornicaciones, y de tu lujuria, y de tu prostitución.
30 Estas cosas se harán contigo porque fornicaste en pos de las naciones, y porque te contaminaste con sus ídolos.
31 Porque anduviste en el camino de tu hermana, Yo, pues, pondré su cáliz en tu mano.
32 Así dice Adonay YHVH: Beberás el hondo y ancho cáliz de tu hermana. Las naciones se burlarán de ti y te escarnecerán.
33 De la embriaguez del dolor estarás llena. ¡Cáliz de asombro y desolación es el cáliz de tu hermana Samaria!
34 Sí, tú lo apurarás hasta el fondo, y lamerás las heces, y te despedazarás tus pechos, porque Yo he hablado, dice Adonay YHVH.
35 Por ende, así dice Adonay YHVH: Ya que te has olvidado de mí y me has dado la espalda, ¡carga tú misma con tu lascivia y tus fornicaciones!
36 Y me dijo YHVH: Hijo de hombre, ¿no has de juzgar tú a Ahola y a Aholiba? Entonces declárales sus abominaciones.
37 Porque han adulterado, y hay sangre en sus manos, y han fornicado con sus ídolos, y aun a sus hijos que me parieron, los quemaron haciéndolos pasar por el fuego.
38 Y me hicieron también esto: en ese mismo día contaminaron mi Santuario y profanaron mis shabbatot,
39 porque después de haber degollado a sus hijos ante sus ídolos, en aquel mismo día entraron en mi Santuario para profanarlo. ¡Eso es lo que hicieron en mi Casa!
40 También mandaste recado a hombres que venían de lejos, les mandabas mensajero y venían en seguida. Por amor a ellos te lavabas, pintabas tus ojos y te ataviabas con adornos.
41 Te recostabas en un diván ostentoso, ante el cual había una mesa preparada, y sobre ella colocabas mi incienso y mi óleo.
42 Se oía allí el rumor de una multitud que se solazaba con ella. Eran muchos varones, ebrios traídos del desierto, que ponían brazaletes en sus brazos y hermosas coronas en las cabezas de ambas.
43 Dije de la consumida en adulterios: Ahora ella prosigue entregándose a sus prostituciones.
44 Porque la vienen a buscar como quien busca a la prostituta. Así vienen a buscar a estas depravadas mujeres Ahola y a Aholiba.
45 Pero los justos las juzgarán por la ley de las adúlteras y por la ley de las que derraman sangre, porque son adúlteras, y en sus manos hay sangre.
46 Por lo que, así dice Adonay YHVH: ¡Convóquense turbas contra ellas, y sean entregadas al espanto y al pillaje!
47 Las turbas las lapidarán con piedras y las tajarán con sus espadas. Matarán a sus hijos y a sus hijas, y consumirán sus casas con fuego.
48 Así haré cesar tan execrable lascivia de esta tierra, y todas las mujeres escarmentarán, de modo que no harán conforme a vuestra execrable lascivia.
49 Y recompensarán vuestra execrable lascivia sobre vosotras, y cargaréis con los pecados de vuestras idolatrías, y sabréis que Yo soy Adonay YHVH.
© 2016 ERF Medien