Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien.
25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Bondad y justicia de YHVH

1 Estas son las palabras del pacto que YHVH mandó a Moisés que celebrara con los hijos de Israel en la tierra de Moab, además del pacto que estableció con ellos en Horeb.
2 Moisés, pues, convocó a todo Israel, y les dijo: Vosotros habéis visto todo lo que YHVH ha hecho ante vuestros ojos en la tierra de Egipto, a Faraón y a todos sus siervos y a toda su tierra,
3 las grandes pruebas que vieron tus ojos, las señales, y los grandes prodigios.
4 Pero hasta el día de hoy, YHVH no os ha dado corazón para entender, ni ojos para ver, ni oídos para oír.
5 Yo os hice andar cuarenta años por el desierto. Vuestras vestiduras no se os han desgastado sobre vosotros, ni vuestras sandalias se han desgastado en vuestro pie.
6 No habéis comido pan, ni habéis bebido vino ni licor, a fin de que conocierais que Yo soy YHVH vuestro Dios.
7 Cuando llegasteis a este lugar, Sehón rey de Hesbón, y Og rey de Basán, salieron a nuestro encuentro para luchar, y los derrotamos.
8 Luego tomamos su tierra y la dimos en heredad a Rubén, a Gad, y a la media tribu de Manasés.
9 Guardad, pues, las palabras de este pacto y ponedlas por obra, para que os haga prosperar en todo lo que hagáis.
10 Hoy todos vosotros estáis ante la presencia de YHVH vuestro Dios: vuestros jefes, vuestras tribus, vuestros ancianos, vuestros oficiales, todos los hombres de Israel,
11 vuestros pequeños, vuestras mujeres, y el extranjero que está dentro de tus campamentos, desde el leñador hasta el que saca tu agua,
12 para que entres en el pacto con YHVH tu Dios, y en su juramento que YHVH tu Dios hace hoy contigo,
13 para confirmarte hoy como pueblo suyo, y que Él sea tu Dios, tal como te ha hablado y como juró a tus padres Abraham, Isaac y Jacob.
14 No con vosotros solos hago este pacto y este juramento;
15 ciertamente es con los que están hoy aquí con nosotros en presencia de YHVH nuestro Dios y también con los que no están hoy aquí con nosotros.
16 (Porque vosotros sabéis cómo habitábamos en la tierra de Egipto, y cómo hemos pasado por medio de las naciones por las cuales habéis pasado,
17 y habéis visto sus abominaciones y sus ídolos de palo y de piedra, de plata y de oro, que tienen entre ellos.)
18 No sea que haya entre vosotros hombre o mujer, familia o tribu, cuyo corazón se aparte hoy de YHVH nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esas naciones. No sea que haya entre vosotros una raíz que produzca hiel y ajenjo,
19 y suceda que al oír las palabras de esta imprecación, se congratule en su corazón, pensando: Tendré paz, aunque siga andando en la obstinación de mi corazón (arruinando así lo regado junto con lo seco).
20 YHVH no querrá perdonarlo, sino que la ira de YHVH y su celo arderán contra aquel hombre, y todas las maldiciones escritas en este libro caerán sobre él, y YHVH borrará su nombre de debajo de los cielos.
21 Y YHVH lo apartará para mal de entre todas las tribus de Israel, conforme a todas las maldiciones del pacto escrito en el libro de esta Ley.
22 De manera que cuando las generaciones venideras de vuestros hijos se levanten después de vosotros, y los extranjeros vengan de tierras lejanas, al ver las plagas de esa tierra y las enfermedades con que la habrá afligido YHVH, exclamarán:
23 ¡Toda su tierra es azufre y calcinación! ¡Ni siembra ni germinación, y el pasto no crece en ella, como en la destrucción de Sodoma y Gomorra, de Adma y de Zeboim, que YHVH destruyó en su ira y en su furor!
24 Y todas las naciones dirán: ¿Por qué trató así YHVH a esta tierra? ¿Qué significa el ardor de esta enorme ira?
25 Y se les responderá: Porque abandonaron el pacto de YHVH, el Dios de sus padres, que Él hizo con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto,
26 y fueron y sirvieron a otros dioses y se inclinaron ante ellos, dioses que no conocían, los cuales Él no les había asignado.
27 Por eso la ira de YHVH ardió contra esta tierra, para traer sobre ella todas las maldiciones escritas en este libro,
28 y con ira, furor y gran indignación, YHVH los ha desarraigado de su propia tierra y los ha arrojado en tierra ajena, como hoy se ve.
29 Las cosas secretas pertenecen a YHVH nuestro Dios, pero las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta Ley.
© 2016 ERF Medien