Schließen
BibleServer is a donation based project by ERF Medien.
25 € will help us to secure next years funding.
Ayuda

La Biblia Textual

Contra las prácticas paganas

1 Hijos sois de YHVH vuestro Dios. No os sajaréis ni os rasuraréis entre los ojos por causa de un muerto,
2 porque eres un pueblo santo para YHVH tu Dios, y YHVH te ha escogido para que le seas un pueblo especial entre todos los pueblos sobre la faz de la tierra.
3 No comerás nada abominable.
4 Estos son los animales que podréis comer: el buey, el cordero y la cabra,
5 el ciervo, la gacela, el corzo, la cabra montesa, el íbice, el antílope y la gamuza.
6 Y de los animales rumiantes podéis comer todo animal de pezuña hendida, cuya hendidura divida el casco en dos pesuños.
7 De los rumiantes, o de los que tienen pezuña hendida, no comeréis el camello, ni la liebre, ni el conejo, porque rumian, pero no tienen pezuña hendida. Os serán inmundos.
8 Tampoco el cerdo, porque tiene pezuña hendida pero no rumia; os será inmundo. De la carne de éstos no comeréis ni tocaréis sus cuerpos muertos.
9 De todo lo que hay en el agua comeréis esto: todo lo que tiene aleta y escama lo comeréis,
10 pero todo lo que no tenga aleta y escama, no lo comeréis. Os será inmundo.
11 Comeréis toda ave limpia.
12 Y estas son de las que no comeréis: el águila, el quebrantahuesos y el azor,
13 el buitre, el halcón y el milano, según su especie,
14 todo cuervo, según su especie,
15 el avestruz y la lechuza, la gaviota y el gavilán, según su especie,
16 el búho, el mochuelo y el cisne,
17 el pelícano, el somormujo y el corvejón,
18 la cigüeña y la garza, según su especie, la abubilla y el murciélago.
19 También todo insecto alado os será inmundo, no se comerá.
20 Comeréis toda ave limpia.
21 No comeréis ninguna bestia muerta. La podrás dar al extranjero que está en tus ciudades, y él podrá comerla, o véndela al extranjero, porque tú eres un pueblo santo para YHVH tu Dios. No cocerás el cabrito en la leche de su madre.
22 Diezmarás fielmente de todo el producto de tu semilla que rinda el campo cada año.
23 Y en el lugar que escoja para que habite allí su Nombre, comerás ante YHVH tu Dios el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tu vacada y de tu rebaño, para que aprendas a temer a YHVH tu Dios todos los días.
24 Pero si el camino es demasiado largo para ti, de manera que no puedes llevarlo, por estar demasiado lejos de ti el lugar que YHVH tu Dios escogió para poner allí su Nombre, cuando YHVH tu Dios te haya bendecido,
25 lo cambiarás por dinero, y tomando el dinero en tu mano, irás al lugar que YHVH tu Dios haya escogido,
26 y emplearás la plata en todo lo que desee tu alma: en bueyes, en ovejas, en vino, en licor, y en todo lo que apetezca tu alma. Y allí comerás delante de YHVH tu Dios, y te regocijarás tú y tu casa.
27 No abandonarás al levita que esté en tus ciudades, pues no posee ni porción ni herencia contigo.
28 Al final de cada tercer año apartarás el diezmo de todos tus productos de aquel año, y lo depositarás en tus ciudades,
29 y vendrá el levita, que no tiene porción ni herencia contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que estén en tus ciudades, y comerán y se saciarán, a fin de que YHVH tu Dios te bendiga en toda obra que tu mano acometa.
© 2016 ERF Medien